12 mar. 2010

LA CULTURA NO MOJA


Lo peor que le puede pasar a un comediante es que no se rían de su chiste, así fue hace unos días, un grupo de estudiantes, entre ellos yo, presentamos una radionovela cómica, el caso es que nadie del salón de rió, nada, ni siquiera una sonrisa.

Entonces pensé: En realidad no soy ningún gracioso, soy un farsante, he sido un farsante toda mi vida. Un verdadero comediante es aquel que hace reír sin usar recursos tan bajos como el morbo.

Entonces lo intenté en una fiesta donde nadie me conocía, excepto el que me invitó claro. Lo divertido de esto es que puedes darte la licencia de mentir.

Entonces una baila y pregunta.
¿Como te llamas?
Julián.
¿Estudias?
Sí, sexto ciclo de ginecología.
Jajaja… ¿Es en serio?
Claro. Que de chistoso tiene.
Nada...

Otra baila y pregunta.
¿Cómo te llamas?
Julián.
¿Qué haces por la vida?
Escribo
¿Sobre?
Viejos sucios que violan jovencitas
Que asco…

La tercera
¿Cómo te llamas?
Julián.
¿En qué trabajas?
En nada, soy un heredero
Me caes bien...

La Ultima
¿Cómo te llamas?
Julián.
¿En qué trabajas?
Escribo en un blog, vivo de eso.
Cual es la dirección
No puedes entrar, es exclusivo
¿Por qué?
No eres muy inteligente, solamente pueden entrar con un coeficiente 120, al blog le dicen el “club 120”.
Eres un idiota...

Vuelve la tercera.
Donde está la mansión
Soy el heredero de una gran cultura.
Eso no me moja.

No hay comentarios: