12 abr. 2010

CRUZAR EL MAR

Ah musas, cuéntenme las historias más tristes
Para decir:
¡Carajo! y yo atormentado por penas tan minúsculas,
sumergido en la desazón de estas horas que cruzan lentas las paredes,
con lamentos de otras épocas que a mi corazón atormentaron.

Ah musas, cuéntenme sus romances
Para decir:
¡Carajo! Será que el amor que ustedes profesan
no es más que un mito de algún reino oceánico en constante movimiento
en las fantasías poéticas de los muertos por amar.

Ah musas, cuéntenme historias
Para soñar:
Hallarme como astuto navegante en el mar,
dejando atrás la oscuridad eterna de mis días en esta tierra
lleno de falsos dioses y profanadores del amor.

Porque yo tengo la esperanza de conocer la verdad,
De saber si en algún lugar el amor es tan solo eso, amor.

No hay comentarios: