11 oct. 2010

DESTIERRO


Te quedarás llorando con luciérnagas
Contemplando el pasado con la resignación
de deudos amorosos, posesivos
aferrados a fantasías religiosas
creyentes en lo eterno como en hoy,
y si un día afuera de aquel trance
te hallas solitaria y tranquila,
bastará presentir la viva
para estar muerta,
contemplando en espacios
a gente feliz en una realidad
del cual fuiste exiliada.

No hay comentarios: