3 abr. 2012

ESTÁ LACTANDO


Podría acabar y armar un dramón en este momento, dijo Josep mientras sostenía en la mano su celular que no dejaba de sonar. Una chica no había parado de llamarlo en la última media hora. Él, todo un dandy sacó su agenda negra que tenía el año grabado en pan de oro y empezó a marcar una por una a varias chicas.
―¡Ah carajo! ―dijo sorprendido― esta está ocupada.
―Qué pasó ―le pregunté.
―Me respondió la voz más gruesa que escuché en mi vida y me dijo: en este momento no puede contestarte, está lactando.
Continuó con lo suyo sin perturbarse, luego fue hacia el refrigerador y sacó otro vino.
En quince minutos había cinco chicas en su puerta. Nosotros fisgoneamos desde una rendija de la cortina.
―Son lindísimas cabrón ―le dije.
―Pues sí.
―Con estas chicas acabaría antes de meterla.
―Mira han empezado a conversar. Se armará una bronca.
Efectivamente una de ellas habló con la otra y en unos instantes las cinco empezaron a gritonearse, jalarse de los pelos y demás actitudes lamentables.
―Son unas tontas, si fueran listas se pondrían de acuerdo para castrarme ―se lamentó José y cató el vino.

2 comentarios:

Belleza Negativa dijo...

Joder... y al muy listo le pone observar cómo las tías se pelean mientras bebe su vino? jaja
Besos mentales!

EfeR Soto dijo...

Tan distinguido él =)