23 mar. 2012

ESFUÉRZATE Y SÉ VALIENTE



Si tuviera que dar un consejo, sería “esfuérzate y sé valiente”. Somos víctimas de un colectivo que nos manipula y somos parte de un colectivo que manipula, nosotros no somos conscientes de ello por supuesto, poco a poco sin darnos cuenta avanzamos hacia un destino dirigido. De pronto un día te vez al espejo y la vida se ha ido. Por eso si tuviera que dar un consejo sería, acordarse siempre del primer capítulo del libro de Josue, “esfuérzate y sé valiente”. Cual sea tu religión. Si cada día leemos en el periódico de asuntos frívolos cómo quién se acostó con quién, sobre de qué modelo es más grande su trasero, por qué no leer algo que enriquezca el espíritu, si de todas maneras vas a leer por qué no leer algo que despierte tu lado crítico y te enriquezca el alma.
Hace un año o dos, uno de mis hermanos, a quien aprecio mucho, me preguntó algo que me dejó desconcertado: ¿Para qué sirve leer Don Quijote?, en ese momento no se me ocurrió una respuesta, pero me dejó pensando durante los siguientes meses. Era momento de averiguarlo con la práctica. Me puse entonces a leer, no el Quijote precisamente, si no otros libros. En lo personal a enriquecido mi espíritu y como lo ha hecho durante toda mi vida, ha moderado mis pensamientos alejándome de otros un poco desquiciados. Sucede lo mismo que con leer, si de todas maneras vas a pensar, es mejor pensar en cosas buenas ¿no creen?

Un día me preguntaron qué había hecho la Literatura por mí.
Le respondí que al hacerlo por mí lo había hecho por ella, que me había salvado de ser un ladrón, asesino, un violador, que de ser un violador ella hubiera sido mi potencial víctima. Sin duda mientras esté escribiendo otra gente estará a salvo también.

Al asunto, el libro LA MALDICIÓN DE ODÓN.

Mis hermanas cuando se enteraron que yo estaba en camino, lo primero que hicieron fue pedirle a Dios que fuera mujer; y cuando nací, quizás enojadas por su deseo incumplido empezaron a revelarse a Dios, precisamente vistiéndome de mujer. Así viví mis tres primeros años, vestido de mujer. Saben cómo lo sé. Una vez intentando olvidar a una chica, me recomendaron a un sujeto que hacía terapias de regresión (es increíble todo lo que hay en internet), este tipo me hizo retroceder hasta los huevos de mi viejo. No, es una broma. Lo de la ropa me lo contaron ellas mismas.

En un pueblo en el que no era extrañó que un niño sea vestido de mujer hasta los tres años, sin duda está lleno de historias semejantes. En uno de mis tantos retornos, me contaron que un sujeto había vivido sin la columna vertebral, que la había perdido en un accidente de carretera. Que su madre le cuidaba la gran herida de su espalda, le limpiaba cada mañana con aguas medicinales, que sacaba las pocas vertebras que quedaban, las lavaba y volvía a poner dentro del cuerpo. Su hijo lleno de tristeza le preguntaba: ¿Cómo está mi herida?, y su madre con voz suave le respondía: si hijito, ya la herida está pequeñita. Un día el hombre cogió un espejo y se vio la herida y murió de la impresión. Una vez conté esta historia y me dijeron que eso era medicamente imposible. Que terrible tener la mente tan cuadrada y no apreciar la fantasía de todo un pueblo. Un pueblo que hacía literatura colectivamente.

Historias de ese tipo no son ajenas a mi familia. Mi madre me llevaba a ayunar de niño, le hice tantos pedidos a Dios, algunas cosas no se cumplen aun, otros sí, pero han sido esfuerzo mío, pero el crédito es de ambos. Mi padre me contó una vez que había hablado con el mismísimo diablo, que había tratado de matarlo. Este tipo de relatos inspiran la tercera historia de mi libro, ROMANCE Y CONDENA: Sobre un adolescente que es encaminado por la sociedad hacia un matrimonio no deseado y su hermana para “salvarlo” decide seducirlo, desencadenando una invención colectiva.

Siempre me ha atraído la belleza, en todos los sentidos. Durante el tiempo que tengo entre ustedes, 22 años, casi 23, me he dedicado a observar al ser humano, y he llegado a la conclusión que la belleza más que atributos físicos, tamaños y colores, se trata de una actitud. La actitud de la belleza. De eso se trata el primer cuento que le da título al libro. A Odón lo conocí cuando era un niño allá en los Andes, entre los apus y curanderos, tenía tantas carencias que yo lo bendije, me habían enseñado que cualquiera podía dar bendiciones, y lo bendije pidiéndole a Dios por belleza para él sin saber todo lo que desencadenaría, enseñándome que la belleza en exceso más que una bendición resulta una maldición.

¿Alguna vez se han preguntado cuántos atributos desconocen de ustedes mismos? Quizás nunca, porque siempre han estado viendo lo que no tienen, comparándose con otros, están pensando en excusarse en lugar de encontrar soluciones, de avanzar cada día, de dar un paso en cada objetivo. De esto se trata EL SUEÑO DE WAYRA, el segundo cuento. Sobre lo poco que conocemos de nosotros mismos, sobre la belleza que hay dentro y fuera de nosotros que pasa desapercibida por años, porque siempre estamos viendo nuestros defectos. Defectos que tal vez en otro lugar, con otra gente, podrían resultar bellos y provechosos atributos. La próxima vez que pienses en tus defectos, piensa en qué lugar pueden ser admirados precisamente estos atributos.

Fama, éxito, reconocimiento, dinero, mujeres, muchos de nosotros luchamos por cosas así, más nada de eso se consigue de la noche a la mañana, es necesario esforzarse cada día y ser valientes frente a la crítica. Si un día te dicen la verdad y no reaccionas con valentía y eres agradecido, perderás su valiosa sinceridad, y lo más probable es que la próxima vez que quiera decirte algo lo pensará dos veces y optará por un verdad maquillada, o elogiarte falsamente para verte feliz. Algo peor será si esa persona en una conversación con terceros, comenta lo mal que reaccionas ante la crítica. Sucederá que entre todos acordaran maquillarte las verdades. Lo irónico es que estarán convencidos de estar obrando bien y se consideraran muy buenos amigos tuyos.

Nuestros maestros de la infancia nos enseñaron a leer aguantándose nuestro berrinches, no sólo para leer periódicos amarillos, son muy entretenidos lo sé, pero también lean cosas provechosas, que los harán pensar en cosas provechosas.

17 mar. 2012

LA MALDICIÓN DE ODÓN, mi nueva obra

Amig@s es un placer anunciarles que saldrá un segundo libro al que he titulado LA MALDICIÓN DE ODÓN, a continuación unos detalles acerca de las tres historias que componen mi obra.

El primero es sobre un adolescente que alcanzó la fama gracias a su belleza. En un inicio es alabado por la sociedad que lo ve como un beneficio pero...
El segundo es sobre un caballo atormentado por su aspecto físico, a tal punto de querer ser una hormiga. ¿Logrará aceptar su verdadera naturaleza?
Finalmente, el tercero es sobre un joven que es impulsado por la sociedad a casarse y su hermana menor, para evitarlo, le confiesa su amor incestuoso.
Todo esto en un pequeño poblado de los andes peruanos, lleno de chamanes, curanderos, brujos y viejas locas.

La presentación será en el jueves 22 de marzo en La Casa de la Literatura Peruana, a las 6.00 pm.

15 mar. 2012

LAS CURIOSAS SÚPLICAS DESDE OCCORO



—Por favor Dios mío, que mi hermano no sea mi hermano.

Fue la primera solicitud que atendió Dios, un martes cualquiera, de un verano cualquiera.

—Si que la gente anda caliente por ahí —se dijo a si mismo al comprobar de qué se trataba. Frotó su espesa barba y se sentó a leer con lujo de detalles. Una cosa era saber el asunto por el hecho de ser Dios y otra, conocer los detalles.

—Por favor Dios mío, me he dado cuenta que estoy enamorada de mi hermano —continuaba la solicitud— me he dado cuenta que estoy enamorada y te ruego que me consigas unos padres verdaderos, que los padres que tengo ahora sean adoptados. Lo que me está pasando es de telenovela, por favor que aparezca de algún sitio mis verdaderos padres porque me quiero casar con mi hermano, ese es mi mayor deseo.

Dios se detuvo y trajo a su presencia a su hermano, quien estaba un poco perturbado, en ese instante justo estaba dudando la existencia de Dios, o sea de él. Luego de escucharlo con detenimiento lo admiró por el hecho de pensar, a pesar de que estuviera completamente equivocado.

Luego retornó con la muchacha que le pedía unos padres verdaderos.

—Sé que es difícil lo que te pido —seguía la solicitud— pero sé que soy adoptada, tengo muy dentro de mí la sensación de que es así, que puedo hacer mi sueño realidad, el de casarme con mi hermano que no es mi hermano.

Dios trajo a su presencia a la muchacha y a su hermano, luego pensó en sus padres y aparecieron tres adultos. La muchacha compartía solo la madre con su amor imposible, pero eran de padres distintos, pero nadie lo sabía, ni siquiera la madre.

—Mi pequeña, por lo mucho puedo hacer que sea tu medio hermano —dijo simulando referirse a ella— para cumplir tu deseo tendría que intervenir exactamente en 1087 vidas, lo que es extremadamente aburrido para mí. Pero para calmar tu perturbada cabeza, voy a matarte, y lo mejor de todo, no sabrás que fui yo.

Dios sonrió y se alegró por su buena obra.